La mano: Una herramienta perfecta…

 

“La mano, desde el corazón hasta el final del masaje”

 

Desde la cabeza a los pies, la terapeuta aplica una presión controlada. Movimientos profundos para calmar los nudos de tensión, y estirar para mejor